El país centroamericano busca fomentar el comercio y la economía, a través de vínculos directos entre los empresarios, así como el intercambio de información en temas comerciales, de economía, materias primas, productos finales y recursos naturales.

El régimen de Nicaragua y Crimea, territorio ucraniano anexado a Rusia, firmaron este miércoles un acuerdo de cooperación comercial y económica, que tiene como objetivo ampliar las relaciones bilaterales, según informó el Ejecutivo nicaragüense.

“Este acuerdo tiene como objetivo ampliar y fortalecer la cooperación de las partes en el ámbito comercial y económico de acuerdo a las legislaciones de la Federación de Rusia y la República de Nicaragua, así como de los tratados internacionales de los cuales somos parte como países”, indicó el asesor presidencial para Inversiones, Laureano Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y de la vicepresidenta Rosario Murillo.

El país centroamericano espera que el acuerdo con Crimea fomente el comercio y la economía de ambas partes, a través de vínculos directos entre los empresarios, así como el intercambio de información en temas comerciales, de economía, materias primas, productos finales y recursos naturales, de acuerdo a la información oficial.

El acuerdo fue firmado por miembros del Sistema Nacional de Producción Comercio y Comercio de Nicaragua, y una delegación de Crimea encabezada por el viceprimer ministro de Crimea y representante de la península ante el presidente ruso Vladimir Putin, Georgiy Muradov, que llegó ayer al país centroamericano.

Georgiy Muradov, el viceprimer ministro de Crimea y representante de la península ante el presidente ruso Vladimir PutinGeorgiy Muradov, el viceprimer ministro de Crimea y representante de la península ante el presidente ruso Vladimir Putin

Junto con el representante de Crimea viajó el primer asesor experto de Relaciones con Organismos Políticos, Públicos y Medios de Comunicación, Alexander Mironov, y la ministra de Finanzas, Irina Kiviko.

A fines de 2020 Nicaragua estableció un consulado en Crimea, cuando el régimen sandinista negociaba con Rusia la adquisición de vacunas Sputnik V contra la covid-19, lo que provocó el rechazo de Ucrania.

Nicaragua, aliado del gobierno de Vladimir Putin, es uno de los países que reconoce la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur, así como la posición de Rusia respecto a Crimea. La Federación rusa agradeció al régimen sandinista ese reconocimiento.

Las relaciones entre Nicaragua y Rusia han sido estrechas en las dos etapas de Ortega como presidente, primero de 1979 a 1990, luego a partir de 2007 hasta la fecha.

La visita de Muradov se dio en medio de desencuentros de la diplomacia nicaragüense con Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y otros países latinoamericanos, por la crisis de derechos humanos que vive la nación centroamericana, especialmente después del arresto de varios líderes opositores y aspirantes a la Presidencia, cuando faltan poco más de cuatro meses para las elecciones generales, en las que Ortega busca una nueva reelección.

La semana pasada el ministro de Defensa ruso, el general del ejército Sergey Shoigu, reiteró el apoyo de su país a sus aliados de América Latina, fundamentalmente Nicaragua, Cuba y Venezuela, ante lo que fue calificado como “amenazas externas”.

El asesor presidencial para Inversiones, Laureano Ortega Murillo, hijo del presidente Daniel Ortega y de la vicepresidenta Rosario Murillo (EFE/Jorge Torres)
El asesor presidencial para Inversiones, Laureano Ortega Murillo, hijo del presidente Daniel Ortega y de la vicepresidenta Rosario Murillo (EFE/Jorge Torres)

Este miércoles la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alertó sobre la “asfixia intensa” de las libertades civiles y políticas en Nicaragua. ”Lo que identificábamos como un atropello constante, en las últimas semanas ha derivado en una asfixia intensa al ejercicio de las libertades civiles y políticas”, advirtió el relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Pedro José Vaca, en una audiencia pública de la Comisión sobre la situación de los derechos políticos en el contexto electoral en Nicaragua.

Por su parte, Estados Unidos denunció que la democracia de Nicaragua se ha deteriorado por la “total indiferencia” de sus líderes, según indicó el enviado especial para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, quien sostuvo que la gobernanza no es una prioridad para el país centroamericano.

”Estamos presenciando en tiempo real un ejemplo de lo que pasa cuando una buena gobernanza no es una prioridad, Nicaragua está experimentando un deterioro ocasionado por la total indiferencia de sus líderes hacia las instituciones y a las que deberían estar sirviendo”, subrayó Zúñiga al participar en una videoconferencia del Encuentro Nacional Empresarial celebrado en Honduras.

Vía: INFOBAE