El bloque indicó que las medidas se dirigirán a las entidades que están financiando las operaciones militares en Donetsk y Lugansk y afectarán al comercio de las dos regiones separatistas hacia y desde la UE.

La Unión Europea (UE) aseguró este martes que las sanciones contra Rusia por el reconocimiento de la independencia de Donetsk y Lugansk afectarán a los bancos que financian las operaciones militares rusas en esos territorios separatistas y al comercio con los Veintisiete de esas áreas en el este de Ucrania.

En un comunicado conjunto, los presidentes de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, indicaron que las sanciones que prepara la UE se dirigirán contra “los bancos que están financiando las operaciones militares y de otro tipo” en Donetsk y Lugansk.

También afectarán “al comercio de las dos regiones separatistas hacia y desde la UE, para garantizar que los responsables sientan claramente las consecuencias económicas de sus acciones ilegales y agresivas”.

El alto representante para la Política Exterior y de Seguridad comunitario, Josep Borrell, ha convocado un consejo informal de urgencia aprovechando que la mayoría de ministros de Exteriores de la UE están en la capital gala con motivo de otra cita, también informal, sobre la relación con la región Indopacífico.

Borrel dijo estar convencido de que la aprobación del bloque será “unánime”.

A su llegada a ese primer encuentro organizado en el marco de la presidencia de turno de Francia del Consejo de la UE, Borrell había dejado claro que la respuesta europea “evidentemente” iba a tomar la forma de sanciones.El alto representante para la Política Exterior y de Seguridad comunitario, Josep Borrell (Christophe Archambault/REUTERS)El alto representante para la Política Exterior y de Seguridad comunitario, Josep Borrell (Christophe Archambault/REUTERS)

”Estamos trabajando en la presentación del texto. El Consejo decidirá las sanciones esta tarde. No quiere decir que hoy se vayan a tomar todas las decisiones. Hoy se trata de una decisión de urgencia, de una respuesta inmediata, de una forma rápida. Vamos a hacerlo de forma coordinada, pero hay que hacerlo rápido”, sostuvo.

La reunión en París coincide en un momento en que, según el jefe de la diplomacia europea, tropas rusas ya han entrado en el Donbás: “No diría que es una invasión a gran escala, pero ya hay tropas rusas en suelo ucraniano”, dijo.

Su afirmación choca con la del viceministro de Exteriores ruso, Andréi Rudenko, que sostuvo también este martes que Rusia no planea por ahora desplegar tropas en las recién reconocidas repúblicas populares prorrusas de Donetsk y Lugansk, pese a haber firmado un tratado sobre asistencia mutua con ambas.

Las advertencias a Rusia en caso de que violara los acuerdos de paz de Minsk o de que invadiera Ucrania se habían repetido en los últimos días con una voluntad disuasoria, sin resultado satisfactorio.

La UE ya había impuesto sanciones a ese país en 2014 como consecuencia de la anexión ilegal de la península de Crimea y de la ciudad de Sebastopol.

Este lunes recalcó que se verían afectados los “involucrados” en la decisión “ilegal” de Putin.

Algunos países han tomado además medidas individuales, como Alemania. El canciller, Olaf Scholz, anunció este martes el bloqueo “hasta nuevo aviso” del proceso de aprobación del gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2, un sistema previsto para transportar gas de Rusia a Alemania y otros países europeos a través del Báltico.

La respuesta también se eleva a una escala más amplia. Aunque Estados Unidos, la UE y el resto de aliados planean la imposición de nuevos castigos económicos contra Rusia, la sesión que celebró el Consejo de Seguridad de la ONU en la noche del lunes terminó sin ningún acuerdo.

Vía: INFOBAE