Por la pandemia hubo un avance sin precedentes en el gasto en línea de los consumidores

La covid-19 aceleró la cantidad de personas que compran en diferentes plataformas de Internet. Lo que sucede en el país es reflejo de la expansión en toda América latina, que se convirtió en la región de más crecimiento en el mundo teniendo en cuenta el retraso relativo que arrastraba en ese mercado.

El comercio electrónico en el mercado local se convirtió en un boom en la economía. Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el comercio electrónico creció un 76 por ciento durante 2019, luego de crecer un 64 por ciento en 2018. En el último informe de PayU -empresa fintech que proporciona tecnología de pago a comerciantes en línea- se analiza el gasto de los consumidores en línea en 19 países de los cinco continentes en cuatro sectores de comercio electrónico de rápido crecimiento: belleza y cosmética, bienes digitales, moda y accesorios, y educación. Se destaca un avance sin precedentes en el gasto de los consumidores en el comercio electrónico de mercados de alto crecimiento.

Hasta hace poco, el comercio electrónico en Argentina se había concentrado fuertemente en Buenos Aires. Sin embargo, durante el último año, el comercio electrónico se ha vuelto cada vez más popular en el interior y un número creciente de empresas está comenzando a extender sus operaciones al interior, impulsando la tasa de crecimiento del sector. La penetración de Internet tanto como la cantidad de usuarios móviles están aumentando, y más personas están obteniendo acceso a servicios financieros, todo lo cual contribuye a un mayor incremento del comercio electrónico.

De los sectores investigados, «Moda y Accesorios» crecieron notablemente para fines de 2020, con un 62 por ciento más que el gasto de consumo en línea de 2019. Para fines de 2021, se espera que las ventas totales de comercio electrónicode ese rubro superen los 1700 millones de dólares, lo que muestra el potencial para cualquier comerciante de este sector que busca expandirse internacionalmente.

América latina

En los cuatro sectores analizados: Belleza y cosméticos, Productos digitales, Moda y accesorios y Educación se destacan con un fuerte crecimiento de dos dígitos en el gasto total anual del consumidor en América latina, superando a otras regiones analizadas y convirtiéndola en la nueva potencia mundial del comercio electrónico.

Más de 14 mil millones de dólares se gastaron en línea sólo en «Moda y Accesorios» en la región en 2020, según datos externos. Esto evidenció un crecimiento de tres dígitos (191 por ciento) en el gasto en línea del consumidor en este sector. Argentina registró un crecimiento interanual del 447 por ciento en el gasto total y el valor promedio de transacción más alto: 108 dólares. 

México y Argentina obtuvieron resultados consistentes en el sector de la educación con mejoras de 139 por ciento y 138 por ciento, respectivamente. Ambos mercados mostraron un enorme crecimiento de tres dígitos en las plataformas de PayU. El gasto total en línea en educación en la región creció un 69 por ciento. 

En cuanto al gasto total en línea en bienes digitales, la región de América Latina creció un 23 por ciento en 2020 y Chile experimentó un tremendo crecimiento interanual del 211 por ciento, según datos de PayU. 

El análisis de datos externos mostró que México y Argentina nuevamente se desempeñaron muy bien, con el gasto total de los consumidores en línea creciendo en un 35 por ciento sumando 1700 millones en México, y en un 22 por ciento con 543 millones en Argentina.

Con un mayor poder adquisitivo y un mercado que cambia rápidamente, América latina ofrece enormes oportunidades para los líderes emergentes del comercio electrónico. La covid-19 remodeló y aceleró la cantidad de personas que compran en línea. Especialistas del sector indican que es un buen momento para que los minoristas consideren de dónde vendrá su próximo crecimiento.