En una jornada que registró 575 muertes por covid-19 y elevó la cifra de los fallecidos por el coronavirus a más de 75.000 personas, decenas de militantes anticuarentena decidieron marchar en distintos puntos del país para protestar por las restricciones que impuso el Gobierno nacional para amainar la segunda ola de contagios. Rosario fue el epicentro con mayor convocatoria: unos 600 asistentes se amontonaron sin respetar el distanciamiento social y el uso del tapabocas. 

El encuentro en el Monumento a la Bandera fue organizado por la agrupación «Médicos por la Verdad», una organización que difunde informaciones falsas sobre el coronavirus, se opone al uso de barbijos y cuestiona al aislamiento de los sanos como a las pruebas de PCR. También promueven el uso del dióxido de cloro como tratamiento, cuya utilización no está autorizada por las autoridades sanitarias. https://content.jwplatform.com/previews/OxqoOHnW-buQgiLVC

Pero esos no fueron los únicos argumentos que usaron los anticuarentena para la manifestación. Tal cual se observa en el video, un hombre -vestido con una camisa y un pantalón- que portaba una bandera argentina empezó a vociferar que la vacuna Sputnik V «estaba manipulada». Su razonamiento fue de lo más extraño: «Se la pusieron a mi vieja, que no tiene información de lo que tiene. Le puse un imán y le quedó pegado en el brazo», expresó a los gritos, entre insultos.  

«¡La vacuna tiene un imán, nadie se da cuenta de eso!”, agregó.

Además del insólito argumento expuesto entre gritos e insultos, en el video quedó registrado cómo el hombre agredió a una fotógrafa del diario La Capital de Rosario, quien sacaba fotos para una cobertura periodística. «No podés sacar foto. Si vas en contra de esta orden te quedás sin empleo», amenazó el hombre a la reporte gráfica Virginia Benedetto. «Odiás a tu Nación, odias a tu país», agregó, mientras la fotógrafa solo pedía que los anticuarentena respeten la distancia social.

Detenidos

La jefa de Policía de Santa Fe, Emilce Chimenti, encabezó el operativo de disuasión para evitar la manifestación en pleno confinamiento. Chimenti intentó dialogar con los asistentes de la marcha anticuarentena, pero no logró hacerlos entrar en razón. 

Ante las reiteradas negativas, la Policía avanzó sobre la multitud y hubo enfrentamientos que arrojaron un saldo de 27 detenidos y una policía herida por un golpe en la cabeza. No obstante, a pocos metros del lugar, un grupo de manifestantes mantuvo su negativa a retirarse. Una vez más, se produjeron disturbios y enfrentamientos con disparos de balas de goma realizados al aire para desalentar a los negacionistas. Otros once fueron capturados, entre ellos,  Mariano Emiliano Arriaga Ferré, quien tenía una orden de captura por los delitos de instigación a cometer delitos, instigación pública y violación de las medidas sanitarias contra una epidemia. 

Vía: MSN