El cardenal Mario Poli encabezó la tradicional ceremonia desde la Catedral de Buenos Aires. Alberto Fernández participó de manera virtual.

En una nueva edición del Tedeum por el 25 de mayo, la Iglesia católica llamó a la clase política a evitar «el resentimiento y la división» y tener «grandeza» y «liderazgo». La ceremonia fue encabezada por el cardenal Mario Poli desde la Catedral de Buenos Aires mientras que el presidente Alberto Fernández participó de manera virtual.

En una parte de su discurso, Poli citó al papa Francisco, que afirmó que «ante tantas formas mezquinas e inmediatistas de política, recuerdo que la grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo».

«Queremos pedirles a los dirigentes de todos los sectores, auténtica capacidad de liderazgo para ejercer con nobleza la vocación política, comunicando claramente la situación en cada momento, suscitando y alentando el compromiso y el empeño de todos, dejando de lado descalificaciones y posturas que promuevan el resentimiento y la división», dijo el cardenal durante su homilía.

Vía: Clarín