“Descartamos que haya sido algo intencionado”, señaló el presidente de México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que fue un accidente lo ocurrido el pasado viernes cuando explotó un gasoducto de Petróleos Mexicanos perteneciente al complejo marino Ku Maloob Zaap.

“Ya se está trabajando. Los primero reportes que tenemos, tiene que ver con una fuga de gas y de nitrógeno en un gasoducto, que con lluvia, con tormenta, con descargas eléctricas, explotó.

Afortunadamente no hubo perdida de vidas humanas, se controló relativamente pronto, en muy pocas horas y ya se inició la investigación, y también ya tanto Pemex como la Secretaría del Medio Ambiente, se está empezando hacer un avalúo sobre los daños que se hayan ocasionado y desde luego vamos a repararlos.

Fue un accidente lo que sucedió, descartamos que haya sido algo intencionado, de todas maneras interviene Pemex, intervine la Fiscalía y la Secretaria del Medio Ambiente”, indicó el mandatario mexicano.

Vía: INFOBAE