A pesar de la promesa del grupo extremista sobre respetar los derechos humanos tras la caída de Kabul, la alta comisionada de la ONU advirtió este martes en Ginebra que posee información sobre los abusos cometidos.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo hoy que cuenta con información creíble de que se están produciendo violaciones de los derechos humanos, que incluyen ejecuciones y reclutamiento de niños soldados, en zonas de Afganistán controladas por los talibanes.

Bachelet participa en una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU convocada de urgencia para abordar la situación de Afganistán y decidir de qué forma se puede actuar para evitar una escalada de violaciones de los derechos humanos de la población tras el retiro de las fuerzas militares occidentales y el retorno al poder de los talibanes.

Entre las denuncias que su oficina ha recibido figuran las de ejecuciones sumarias de civiles y de miembros de las fuerzas de seguridad afganas que se habían rendido, la represión violenta de protestas pacíficas y de expresiones de disidencia, así como el reclutamiento de niños para combatir y restricciones de movimiento que afectan a las mujeres y que impiden a las niñas asistir al colegio.Bachelet dijo que tiene información sobre “ejecuciones sumarias de civiles y de miembros en combate de las fuerzas nacionales afganas”

Los talibanes han asegurado que respetarán los derechos humanos de mujeres y minorías étnicas pero de acuerdo con la interpretación de la ley islámica, y que no tomarán revancha contra quienes colaboraron con gobiernos de otros países.

En el periodo previo a la retirada de Estados Unidos de Afganistán, que se completó en la primera mitad de julio, la violencia se intensificó en Afganistán y las víctimas civiles de atentados y de otros tipos de violencia armada se duplicaron entre el 1 de enero y el 30 de junio, con respecto al mismo periodo del año anterior.Combatientes talibanes patrullan una calle de Kabul. (AP/Rahmat Gul, File)Combatientes talibanes patrullan una calle de Kabul. (AP/Rahmat Gul, File)

Bachelet dijo que se espera que los talibanes honren sus promesas ahora que tienen bajo control la mayor parte del territorio afgano, y que se aseguren de que los servicios esenciales funcionen y atiendan a todos los ciudadanos sin discriminación.

“Exijo que los talibanes trabajen para restablecer la cohesión social y la reconciliación, mediante el respeto de los derechos de todos los que han sufrido tanto durante décadas de conflicto”, señaló.La jefa de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, habla durante una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos sobre la situación en Afganistán, en la sede europea de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, el 24 de agosto de 2021. REUTERS/Denis BalibouseLa jefa de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, habla durante una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos sobre la situación en Afganistán, en la sede europea de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, el 24 de agosto de 2021. REUTERS/Denis Balibouse

Indicó que lo mínimo que se les reclama es que respeten los derechos de las mujeres y las niñas a circular libremente, a la educación y a trabajar.“Una línea roja fundamental será la forma en que los talibanes traten a las mujeres y a las niñas y respeten sus derechos a la libertad”

“Una línea roja fundamental será la forma en que los talibanes traten a las mujeres y a las niñas y respeten sus derechos a la libertad, la libertad de movimiento, la educación, la expresión personal y el empleo, conforme a las normas internacionales en materia de derechos humanos”, advirtió Bachelet.

La expresidenta chilena también consideró que “garantizar el acceso a una educación secundaria de calidad para las niñas será un indicador esencial del compromiso con los derechos humanos”.

Vía: INFOBAE