En mayo de 2020, mientras el Reino Unido estaba bajo una estricta cuarentena, el secretario del primer ministro convocó a más de 100 personas a una reunion en los jardines de Downing Street. Aseguran que hubo alcohol y comidas.

Scotland Yard estudia abrir una investigación sobre la supuesta fiesta con bebidas alcohólicas organizada en el jardín de la sede del Gobierno en Downing Street en mayo de 2020, en pleno confinamiento por el COVID-19.

La revelación ayer de un nuevo festejo en el que habría participado el primer ministro, convocado cuando todo el país estaba sujeto a duras restricciones sociales por la pandemia, ha vuelto a poner contra la cuerdas a Boris Johnson.

Scotland Yard ha confirmado que ya se ha puesto en contacto con el Ejecutivo y valora actualmente si inicia una investigación sobre lo sucedido.

”El Servicio de la Policía Metropolitana tiene constancia de las amplias informaciones relacionadas con supuestas violaciones de las Regulaciones de Protección Sanitaria ocurridas en Downing Street el 20 de mayo de 2020, y está en contacto con la Oficina del Gabinete”, señaló un portavoz de Scotland Yard.La marquesina de un local expresa el enojo por la fiesta de Boris Johnson: "Cuando el bar estaba de rodillas, el N°10 estaba de copas", en referencia al número 10 de Downing Street, sede del gobierno británico (REUTERS/Phil Noble)La marquesina de un local expresa el enojo por la fiesta de Boris Johnson: «Cuando el bar estaba de rodillas, el N°10 estaba de copas», en referencia al número 10 de Downing Street, sede del gobierno británico (REUTERS/Phil Noble)

Además, la investigación interna que ya dirige una alta funcionaria británica, Sue Gray, sobre la celebración de presuntas fiestas en Downing Street podría también examinar las nuevas pruebas que apuntan a una reunión social a la que se invitó a más de un centenar de empleados del Gobierno en un email enviado por el propio secretario de Johnson, Martin Reynolds.

La número dos del Partido Laborista, Angela Rayner, ha exigido que el primer ministro comparezca ante el parlamento para responder a las preguntas de los diputados, tras haber negado en numerosas ocasiones haber participado en eventos sociales durante el confinamiento.

Por su parte, el también diputado laborista Neil Coyle indicó a medios locales que “la Met (Scotland Yard) no puede continuar ignorando las transgresiones de Downing Street más tiempo. Mientras el resto nos adaptábamos a las restricciones por la pandemia, había una violación de las reglas en lo más alto del Gobierno y se debe investigar”.

Hasta el momento, la oficina del primer ministro no ha negado que éste estuviera presente.Los medios británicos aseguran que en la reunión hubo bebidas y comidas para todos (Daniel Leal-Olivas/Pool via REUTERS)Los medios británicos aseguran que en la reunión hubo bebidas y comidas para todos (Daniel Leal-Olivas/Pool via REUTERS)

El citado correo en el que el secretario de Johnson animaba a los destinatarios a unirse al encuentro en el jardín de Downing Street fue obtenido en exclusiva por el canal ITV, que desvela que unas 40 personas participaron en la reunión, en la que se comieron aperitivos de picnic y se consumió alcohol.

En aquel momento, las reglas del confinamiento permitían únicamente reunirse al aire libre con una sola persona no conviviente y respetando una distancia de dos metros.

Esta nueva revelación se suma a las acusaciones sobre fiestas celebradas en diciembre de 2020 entre empleados de Downing Street, que llevaron a la apertura de una investigación interna.

Según el canal privado ITV News, el secretario particular de Johnson, Martin Reynolds, envió un correo electrónico a un centenar de personas en mayo de 2020, invitándoles “después de un período increíblemente cargado” a “disfrutar del buen tiempo” tomando una copa con “distancia social” en los jardines de Downing Street.El mail decía el horario y lo que debían traer a la reunión
 Christin Klose/dpaEl mail decía el horario y lo que debían traer a la reunión Christin Klose/dpa

“Únanse a nosotros a partir de las 18h00 y traigan sus propias bebidas”, decía el mensaje. Cuando, ante de esta publicación, se le preguntó sobre su presencia en estos eventos, Johnson se limitó a sonreír con incomodidad y referirse a investigación que está llevando a cabo la alta funcionaria Sue Gray sobre las numerosas denuncias de actos contrarios a las reglas sanitarias en Downing Street durante la pandemia.

“Puedo entender que la gente esté disgustada y enfadada por estas acusaciones”, afirmó el martes el secretario de estado de Sanidad, Ed Argar, a Sky News. “Por eso es correcto que el primer ministro haya pedido que esta investigación independiente se complete rápidamente, para determinar los hechos que hay detrás de estas acusaciones”, agregó.

Vía: INFOBAE