Las sanciones de Occidente han comenzado a caer sobre Rusia luego de que Vladimir Putin reconociera la independencia de las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk y anunciara el envío de tropas de «pacificación» a esas zonas, lo que ha sido visto como el prólogo de una invasión.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este martes un paquete de medidas que incluyen «sanciones de bloqueos totales» a dos grandes instituciones financieras rusas, el banco militar ruso y el VEB, el banco estatal que se encarga de apoyar el desarrollo de la economía, gestionar la deuda del Estado y los fondos de pensiones.

Biden anunció sanciones complementarias para golpear la deuda soberana de Rusia, «lo que implica que estamos cortando al gobierno ruso de las finanzas occidentales«.

«Rusia no podrá hacer dinero de Occidente y no podrá negociar su deuda en nuestros mercados o en mercados europeos», dijo.

El mandatario consideró que el paso tomado por Putin era «el inicio de una invasión rusa» que equivale a una «flagrante violación del derecho internacional».

«En pocas palabras, Rusia acaba de anunciar que se está tomando una gran parte de Ucrania. En mi opinión, está estableciendo una razón para tomar más territorio por la fuerza. Este es el comienzo de una invasión rusa a Ucrania, como (Putin) indicó, y pidió permiso para poder hacerlo desde su Duma».

El presidente estadounidense anunció, además, que a partir del miércoles también se impondrán sanciones a miembros de las familias de la elite rusa.

Aunque calificó las acciones de Putin como «agresión», Biden estimó que una salida diplomática todavía es posible. «Todavía hay tiempo para evitar el peor de los casos que traerá un sufrimiento incalculable a millones de personas», afirmó.

Sin embargo, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, anunció la cancelación de la reunión con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, prevista para el jueves.

El Nord Stream 2

Un operario camina frente a gasoductos
Pie de foto, Algunos políticos en Alemania son reacios a detener el gasoducto Nord Stream 2 debido al impacto negativo que tendría esto en la economía de Europa.

Biden también celebró que, a partir de la coordinación con el gobierno alemán, Berlín haya cancelado sus planes para aprobar la entrada en funcionamiento del gasoducto Nord Stream 2, que une Alemania con Rusia sin pasar por Ucrania.

El canciller alemán, Olaf Scholz, anunció en la mañana del martes la medida.

«Suena técnico, pero es un paso administrativo necesario para que no haya certificación del gasoducto y, sin esta certificación, el Nord Stream 2 no puede empezar a operar«, manifestó el canciller.

El gasoducto fue terminado en septiembre de 2021, pero desde entonces ha estado pausado, pendiente de la certificación final de Alemania y la Unión Europea (UE), y en medio de la dura crisis energética que ha disparado los precios del gas por todo el continente europeo.

El Nord Stream 2 ha sido un proyecto divisivo dentro de la UE y para el gobierno de Estados Unidos, ya que algunos consideran que el gasoducto incrementará la dependencia de Europa del gas ruso y hará a Ucrania más vulnerable a una invasión.

Por su parte, Dimitri Medvedev, vicepresidente del consejo de seguridad de Rusia, dijo que Alemania se está disparando en el pie.

«El canciller alemán Olaf Scholz ha pedido suspender la certificación de Nord Stream 2… bueno, bienvenidos al nuevo mundo donde pronto los europeos pagarán 2.000 euros por 1.000 cm3 de gas», escribió Medvedev en Twitter.

Mapa de los gasoductos.

Más sanciones

La UE, por su parte, anunció que sancionará a los 351 diputados de la Duma rusa que votaron este martes a favor de reconocer Donetsk y Luhansk como repúblicas independientes, así como a 27 personas físicas y jurídicas.

Según explicó el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, se trata de «personas y entidades que están jugando un papel en socavar o amenazar la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania».

Borrell también dijo que la UE se enfocará en la capacidad del Estado y el gobierno ruso para acceder a servicios y mercados financieros y de capital europeo.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido.
Pie de foto, Reino Unido sancionó a cinco bancos y tres oligarcas rusos en respuesta a las últimas maniobras en Ucrania.

Reino Unido también se unió este martes a la batería de sanciones.

El primer ministro, Boris Johnson, anunció sanciones contra cinco bancos rusos: Rossiya, IS Bank, General Bank, Promsvyazbank y Black Sea Bank.

Además, Johnson divulgó medidas contra tres individuos: los oligarcas Igor Rotenberg, Boris Rotenberg y Gennady Timchenko.

«Cualquier activo que tengan en Reino Unido será congelado. Los individuos implicados serán vetados para entrar aquí y prohibiremos que cualquier individuo británico y sus entidades tengan cualquier negocio con ellos», dijo el primer ministro.

«Este es el primer tramo, el primer bombardeo de lo que estamos preparados para hacer y tenemos más sanciones listas para ser implementadas«, añadió.

Japón, Australia y Canadá

A Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, se han unido otras potencias occidentales.

Japón anunció este miércoles que impondrá un conjunto de sanciones contra Rusia por sus acciones en Ucrania.

El primer ministro Fumio Kishida dijo que prohibiría la emisión de bonos rusos en Japón y la emisión de visas, y que congelará los activos de varios individuos rusos.

Kishida dijo que la reciente decisión de Moscú de enviar tropas a los territorios separatistas Donetsk y Luhansk, en el este de Ucrania, había violado su soberanía, e hizo hincapié en que Tokio está preparado para imponer medidas adicionales en caso de que la situación se intensifique.

Por su parte, un día después de calificar los movimientos de Rusia como «inaceptables», «no provocados» e «injustificados», el primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció sanciones adicionales.

Scott Morrison
Pie de foto, El primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció sanciones a altos funcionarios rusos.

Éstas estarán concentradas en los bancos, el transporte, la energía, el petróleo, el gas y las telecomunicaciones.

«Haremos frente a Rusia, junto con todos nuestros socios y todos aquellos que creen que es totalmente inaceptable que Rusia pueda invadir a su vecino», afirmó Morrison ente periodistas.

Ocho individuos rusos se verían afectados por las sanciones de Australia, informaron medios locales.

Por otro lado, Canadá dijo que enviará más «ayuda letal» a Ucrania.

Ucrania ha recibido aviones cargamentos de armas y equipo militar de los países de la OTAN en las últimas semanas, a medida que aumentan los temores de un ataque ruso en toda regla.

El Ministro de Defensa Nacional de Canadá ha tuiteado que ahora se ha enviado una segunda entrega de «ayuda letal».

Vía: BBC News