El Secretario de Estado Antony Blinken y el canciller ruso Serguéi Lavrov se reunieron en Estocolmo. El norteamericano llamó a la diplomacia, mientras que su par ruso advirtió sobre “el regreso al escenario de pesadilla de una confrontación militar” en Europa.

El máximo diplomático estadounidense, Antony Blinken, advirtió el jueves a Rusia contra la invasión de Ucrania, ya que Moscú le dijo a Kiev que cualquier intento de retomar la península de Crimea equivalía a una “amenaza directa” para Rusia.

Las potencias occidentales han hecho sonar la alarma en las últimas semanas sobre la concentración de tropas de Rusia a lo largo de la frontera con Ucrania, lo que avivó aún más las tensiones en un área donde un conflicto de larga duración ya ha dejado 13.000 muertos.

Moscú, que está acusado de respaldar a los separatistas que luchan contra Kiev, ha negado haber preparado un ataque y acusa a la OTAN de elevar la tensión.

“Tenemos profundas preocupaciones sobre los planes de Rusia para renovar la agresión contra Ucrania”, dijo Blinken a Lavrov en conversaciones el jueves cerca de Estocolmo, advirtiendo de “graves consecuencias” si Rusia “decide continuar con la confrontación”.

Con un tono conciliador, Blinken dijo que Estados Unidos estaba dispuesto a “facilitar” la “plena implementación” de los acuerdos de paz de Minsk.

El acuerdo de Minsk se alcanzó después de la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014 y tenía como objetivo resolver el conflicto con los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, pero nunca se hizo cumplir.

“La mejor manera de evitar una crisis es a través de la diplomacia”, dijo Blinken.El apretón de manos entre los líderes de las diplomacias de Estados Unidos y Rusia (Jonathan NACKSTRAND/AFP)El apretón de manos entre los líderes de las diplomacias de Estados Unidos y Rusia (Jonathan NACKSTRAND/AFP)

“Escenario de pesadilla”

Estados Unidos, Rusia y Ucrania estuvieron en Estocolmo el jueves para una reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), uno de los pocos foros de diálogo internacional al que pertenecen tanto Estados Unidos como Rusia.

Hablando en la sesión plenaria, Blinken pidió a Moscú que “reduzca la escalada, revierta la reciente acumulación de tropas (y) devuelva las fuerzas a las posiciones pacíficas normales”.

Mientras tanto, Lavrov advirtió que “el escenario de pesadilla de una confrontación militar estaba regresando” en Europa, acusando a la OTAN de acercar poco a poco su infraestructura militar a las fronteras de Rusia.

Reiteró su oposición a cualquier expansión de la OTAN hacia el este, incluida Ucrania, pero dijo que Rusia estaba abierta al diálogo.

“Estamos interesados en esfuerzos conjuntos hacia una resolución de la crisis de Ucrania”, dijo.(Ministerio de Exteriores ruso a través de REUTERS)(Ministerio de Exteriores ruso a través de REUTERS)

Aumentos de las tensiones

A pesar del tono cordial, la reunión de la OSCE se llevó a cabo en medio de un aumento de las tensiones.

En una reunión de la OTAN en la capital de Letonia, Riga, el miércoles, Blinken acusó a Rusia de intentar “desestabilizar a Ucrania desde dentro, así como operaciones militares a gran escala”.

Dijo que no se sabía si el presidente ruso Vladimir Putin había decidido invadir, pero agregó: “Sabemos que está poniendo en marcha la capacidad para hacerlo en poco tiempo, si así lo decide”.

Blinken advirtió que habría “consecuencias de largo alcance y duraderas” para Moscú si seguía adelante con cualquier agresión, incluida “una serie de medidas económicas de alto impacto que nos hemos abstenido de utilizar en el pasado”.

Blinken también sostuvo conversaciones el jueves con el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, quien dijo que su país “demostraría moderación”.

Pero pidió a los socios de Kiev que “preparen un paquete de disuasión” que haga que Rusia lo piense dos veces antes de recurrir a la fuerza militar.El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, habla en la cumbre de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN en Riga, Letonia, el 1 de diciembre de 2021. REUTERS/Ints KalninsEl ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, habla en la cumbre de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN en Riga, Letonia, el 1 de diciembre de 2021. REUTERS/Ints Kalnins

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, había dicho el miércoles que Crimea era territorio ucraniano y que el objetivo de Kiev era “liberarlo”.

“Vemos esto como una amenaza directa para Rusia”, dijo el jueves a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Foco de tensión

Ucrania se ha convertido en el principal foco de tensión entre Rusia y Occidente, ya que las relaciones se han agriado a su peor nivel en las tres décadas desde que terminó la Guerra Fría. Kiev dice que Rusia ha acumulado más de 90.000 soldados cerca de su frontera compartida desde hace mucho tiempo.

Moscú acusa a Kiev de perseguir su propia consolidación militar. Ha rechazado como sugerencias incendiarias que se está preparando para un ataque contra Ucrania y ha defendido su derecho a desplegar tropas en su propio territorio como lo considere oportuno.

El presidente ruso Vladimir Putin también pidió conversaciones con Occidente destinadas a proporcionar “garantías legales” contra la expansión de la OTAN hacia el este y el despliegue de cualquier sistema de armas cerca de la frontera rusa. Putin también ha dicho que Rusia se vería obligada a actuar si la OTAN colocara misiles en Ucrania que pudieran atacar a Moscú en cuestión de minutos.Putin también pidió conversaciones con Occidente destinadas a proporcionar “garantías legales” contra la expansión de la OTAN hacia el este y el despliegue de cualquier sistema de armas cerca de la frontera rusa (Sputnik/Mikhail Metzel/REUTERS)Putin también pidió conversaciones con Occidente destinadas a proporcionar “garantías legales” contra la expansión de la OTAN hacia el este y el despliegue de cualquier sistema de armas cerca de la frontera rusa (Sputnik/Mikhail Metzel/REUTERS)

Después de que una gran parte de Europa del Este se uniera al bloque liderado por Estados Unidos tras la caída de la Unión Soviética, Moscú se niega a aceptar que Ucrania pueda algún día hacer lo mismo, a pesar de que las conversaciones de adhesión de Kiev están actualmente estancadas.

Fuera del foro diplomático, las tensiones continuaron sobre el terreno el jueves.

Un soldado ucraniano murió en enfrentamientos con separatistas prorrusos, dijo Kiev, mientras que Moscú anunció que había arrestado a tres espías ucranianos, incluido uno que, según dijo, estaba planeando un ataque terrorista.

La reunión de la OSCE se planeó con mucha antelación, pero llega en un momento crucial en el que aumentan las tensiones sobre numerosos temas en Europa.

Además de Ucrania, otros temas en la agenda de la reunión incluyen la crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y la UE y el resurgimiento de los enfrentamientos entre los miembros de la OSCE, Armenia y Azerbaiyán.

La UE llegó a un acuerdo el miércoles sobre nuevas sanciones contra Bielorrusia, y Estados Unidos haría lo mismo pronto, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos.

No se espera que la sesión plenaria de los ministros de la OSCE conduzca a la adopción de ningún acuerdo importante, ya que se requiere la unanimidad.

Una resolución planeada sobre Ucrania fue descartada debido a la falta de consenso.

Vía: INFOBAE