Se quedó con las cinco Copas América que organizó. Con Tite lleva 57 partidos: ganó 43, empató 10, solo perdió 4 y metió 125 goles contra apenas 20 recibidos.

Que Brasil es el gran candidato a quedarse con la Copa América es una verdad que nadie se atreve a discutir. Es cierto y se sabe que en un partido de fútbol cualquier cosa puede pasar, por lo que el Scratch podría quedar eliminado en alguno de los mano a mano que están por venir. Pero por historia y presente, el elenco de Tite se presume imbatible. Y hay números y datos estadísticos que avalan la sentencia. También sorprenden, claro.

Brasil en Brasil, como sede fija y por Copa América, es una aplanadora. La actual es la sexta Copa que se juega en suelo brasileño y las anteriores cinco las ganó el local: 1919, 1922, 1949, 1989 y 2019. En total, en las seis ediciones, disputó 33 partidos, ganó 24, empató 8 y solo perdió uno; metió 99 goles y solo le convirtieron 14.

Pero esa caída tiene una peculiaridad. El 8 de mayo de 1949, Paraguay le ganó 2-1 a Brasil en el estadio Sao Januario de Río de Janeiro por la última fecha de la ronda inicial en la que jugaban todos contra todos. Lo particular es que tres días más tarde los mismos elencos disputaron la final en la misma cancha y Brasil se quedó con el trofeo tras golear 7-0 a los paraguayos.

«¿Ya hablaron del cuco? Miren que Brasil contra Colombia fue normalito, no asustó. Si la Argentina hubiera jugado así, la habrían criticado. Jugó fatal y no me vengan con que estaba clasificado. Yo pienso que en esta copa no hay ningún cuco», disparó Oscar Ruggeri en su programa de TV.

Tite, el hacedor de este Brasil imparable. Foto NORBERTO DUARTE / AFP

Tite, el hacedor de este Brasil imparable. Foto NORBERTO DUARTE / AFP

Pero otro campeón del mundo en México 1986, Claudio Borghi, opinó en sentido opuesto al Cabezón. «Me da la impresión de que Argentina no está en condiciones de competir con Brasil. Argentina no tiene un grupo base. Sí grandes jugadores, pero el rotarlos permanentemente no permite que se cree un equipo, un pilar. Y por eso se puede decir que a diferencia de Brasil, no existe juego colectivo. Y más adelante puede ser perjudicial”, analizó el Bichi.

Los números del Brasil del presente asustan tanto como los del pasado. Tite dirigió 57 partidos, ganó 43, empató 10 y perdió solamente 4. Su equipo anotó 125 goles y sufrió 20. Más preciso aún: considerando los partidos oficiales (es decir, no amistosos), estuvo al frente del equipo en 32 oportunidades, con 26 triunfos, 5 empates y una sola caída (2-1 ante Bélgica en el Mundial de Rusia 2018). Otro dato: el equipo lleva 10 partidos ganados en fila.

Algo positivo de lo que se puede agarrar Argentina es que es la única Selección que le ganó más de una vez. Y es que de las 4 derrotas de Tite, dos fueron ante los argentinos. Las restantes son las de Bélgica y contra Perú en un amistoso de 2019.

El primer juego de Tite contra Argentina fue con una victoria 3-0 por Eliminatorias, el 10 de noviembre de 2016. El otro duelo oficial fue el 2-0 de Brasil por la Copa América pasada. Los otros tres duelos fueron de carácter amistoso y hubo dos triunfos de Argentina (1-0 el 9 de junio de 2017 y 1-0 el 16 de noviembre de 2019) y uno de el Scratch (1-0 el 16 de octubre de 2018).

Pero Brasil es algo más que un montón de estadísticas positivas a favor: tiene un plantel de jerarquía y un entrenador ultra ofensivo que suele jugar con 4 delanteros en cancha.

Neymar, Gabriel Jesús y Everton Ribeiro celebran tras anotar contra Venezuela. Brasil es una constelación de estrellas en los grandes de Europa. Foto EFE/ Fernando Bizerra Jr

Neymar, Gabriel Jesús y Everton Ribeiro celebran tras anotar contra Venezuela. Brasil es una constelación de estrellas en los grandes de Europa. Foto EFE/ Fernando Bizerra Jr

Neymar es la cara visible, pero lo acompañan futbolistas que se destacan en los mejores elencos del mundo, como Alisson, Roberto Firmino, Fabinho (Liverpool), Ederson, Gabriel Jesús (Manchester City), Alex Sandro, Danilo (Juventus), Emerson (FC Barcelona), Renan Lodi, Felipe (Atlético de Madrid), Éder Militao, Vinicius Jr., Casemiro (Real Madrid), Marquinhos (Paris Saint-Germain), Thiago Silva (Chelsea) y Fred (Manchester United).

De la lista oficial del certamen, apenas 6 futbolistas no se desempeñan en los colosos de las grandes ligas: Weverton (Palmeiras), Lucas Paquetá (Lyon), Douglas Luiz (Aston Villa), Everton Ribeiro, Gabriel Barbosa (Flamengo) y Everton (Benfica).

«Argentina siempre es candidata y queremos demostrarlo, pero la verdad que Brasil es el mejor de todos. No sólo es el local sino que está muy bien. De todos modos, nosotros siempre tenemos el sueño de llegar lejos y vamos a ir hasta el final», declaró Angel Di María tras derrotar a Uruguay.

Y la duda asoma: ¿podrá alguien detener el andar de Brasil? ¿Puede alguna Selección robarle su sexta Copa América como local?

Vía: Clarín