Una diputada aseguró haber escuchado un audio que confirma su denuncia; asegura que en el país son varios los puestos de vacunación vacíos.

Bolivia vive su segunda ola de coronavirus, más severa que la anterior, y además en medio de la campaña de vacunación afronta un problema de desinformación que está provocando que muchos habitantes desistan de inocularse por temor a que les sucedan cosas malas.

¿Qué es exactamente lo que ocurre en el país? Según la denuncia de Toribia Lero, diputada del bloque Comunidad Ciudadana, en el norte de Potosí algunas personas creen que si se dan alguna de las dosis contra el Covid-19 se van a convertir en “hombres lobo”.

“Están diciendo que (quienes recibieron la vacuna) se han convertido en ‘hombres lobo’ y que están comiendo a las personas. Me han enviado audios y fotomontajes, pero todo eso es falso, es sólo un sabotaje para que la gente no se vacune”, declaró la legisladora de acuerdo con lo publicado por el diario El deber.

Asimismo contó que en uno de los mensajes de voz que le llegaron se escucha a alguien hablar en quechua para pedir a los boliviano que no se inoculen con los fármacos desarrollados para frenar la pandemia porque podrían convertirse en esta criatura mitológica.

Son muchos los puntos de vacunación que aseguran estar sin gente debido a estos rumores falsos.

“Parece un chiste, parece un cuento de terror pero lamentablemente hay desinformación en las comunidades, siento que es un sabotaje, siento que se están haciendo la burla de la salud del pueblo boliviano, de la masa de las comunidades indígenas, agregó por su parte Lero en declaraciones radiales.

Tras ello aseguró que desde su partido reclamaron al ministro de Salud de Bolivia, Jeyson Marcos Auza Pinto, que hiciera declaraciones al respecto y dé cuentas de las políticas que lleva adelante para proteger a los pueblos indígenas, “los pueblos de alta vulnerabilidad”.

“La gente no se tiene que dejar confundir, amedrentar por estas personas con malas intenciones”, indicó la diputada.

Hasta el 17 de junio en Bolivia 1.615.514 habitantes habían recibido la primea dosis contra el virus, mientras que 565.938 tenían además la segunda. El país reporta 417.195 casos de Covid-19 desde el inicio de la pandemia, con 332.662 recuperados y 15.924 muertes.

Vía: La Nación