A pesar de que se había anunciado que el paso entre las dos naciones se reanudaría a partir de este primero de diciembre, los presidentes de ambos países, Iván Duque y Guillermo Lasso, postergaron la medida; la decisión fue cuestionada por el gobernador del fronterizo departamento colombiano de Nariño.

Este martes 30 de noviembre, el presidente Iván Duque anunció que la reapertura de la frontera entre Colombia y Ecuador no se dará hoy miércoles 1 de diciembre, sino que se posterga hasta el próximo 15 de diciembre.

Así lo determinó el primer mandatario mediante su cuenta de Twitter, quien aseguró que luego de una reunión con su homólogo, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, el paso terrestre entre ambas naciones se abrirá en esa fecha para promover la salud y como medida preventiva ante la llegada de la variante Ómicron del covid-19.“Luego de la conversación que sostuve con el Presidente de Ecuador, y con miras a fortalecer la cooperación en salud entre los dos países, decidimos que la fecha en la que se realizará la reapertura de la frontera será a partir del 15 de diciembre”, informó Duque en un trino.

De hecho, esa información se dio en respuesta a una publicación que hizo el mismo presidente ecuatoriano, donde también confirmó la decisión que ambos gobiernos determinaron debido a “la situación actual que atraviesa el mundo y la salud de nuestros habitantes”, escribió Guillermo Lasso en la red social.Duque - Lasso / TwitterDuque – Lasso / Twitter

Cabe recordar que las autoridades ecuatorianas también se pronunciaron al respecto. El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) del Ecuador resolvió “postergar la apertura de la frontera terrestre de Ecuador con Colombia para las 00H00 del 15 de diciembre de 2021″, señaló la cartera en un comunicado.

La frontera entre los dos países, que cuenta con tres pasos formales en Mataje (Esmeraldas), Rumichaca (Carchi) y San Miguel (Sucumbíos), se cerró en marzo de 2020, cuando Ecuador se convirtió en uno de los primeros focos de covid-19 de la región.

Ambas naciones comparten una frontera de unos 600 km, desde el Pacífico hasta la selva amazónica, en la que operan narcotraficantes, grupos armados ilegales y contrabandistas de armas.

Por su parte, la canciller y vicepresidenta colombiana Marta Lucía Ramírez dijo que es “importante” que ambas naciones reabran su frontera terrestre, pues las razones que obligaron a su cierre “desaparecieron desde hace mucho rato”, comentó la funcionaria del gobierno Duque, mientras que destacó las labores del Ejecutivo colombiano en la contención del covid-19.“Las fronteras cerradas a los únicos que benefician es a contrabandistas y las actividades ilegales, porque desafortunadamente siempre se dan sus mañas para pasar del otro lado de la frontera”, subrayó Ramírez en declaraciones a la opinión pública.

Se presume que la reapertura de la frontera del próximo 15 de diciembre cuente con los lineamientos que el Gobierno de Ecuador había establecido para sus territorios donde se basarían en diversas etapas que eran respaldadas por los Ministerios de Salud Pública, Transporte y Obras Públicas y la Cancillería de la nación vecina.

La decisión de ambos mandatarios recibió algunas críticas, como las que emitió el gobernador de Nariño, Jhon Rojas, quien dijo que no abrir la frontera a principio de mes causará serias afectaciones a los nariñenses en diversos factores: comercio, pasos ilegales y demás.

Nariño y Colombia merecen respeto frente a los acuerdos que se realizan, creo que las condiciones están dadas para la reapertura, claro está, con todos los protocolos”, enfatizó el mandatario departamental, mientras que le hizo un llamado al gobierno Lasso en Ecuador:“El gobierno ecuatoriano debe reconsiderar lo que ha adoptado, el transporte de mercancía es algo que siempre se había venido realizando”, expresó el gobernador de Nariño.

Por ahora, la frontera seguirá abierta para pasos de camiones de carga, tal y como ha ocurrido desde hace meses por causa de la pandemia.

Vía: INFOBAE