El gobernador del Bio Bío solicitó al presidente electo nombrar un personero para avanzar en soluciones en la zona de conflicto mapuche, tras los últimos hechos de violencia que terminaron con una mujer baleada en la cabeza y un camping completamente destruido por las llamas.

Una serie de hechos de violencia se han registrado en las últimas horas en la llamada zona de conflicto mapuche, las cuales impulsaron al gobernador regional del Bio Bío, Rodrigo Díaz, a solicitar al presidente electo, Gabriel Boric, la urgente designación de una contraparte para abordar el conflicto al sur de la Provincia de Arauco, en la llamada macrozona sur, antes que asuma su cargo en La Moneda el 11 de marzo próximo.

Su petición se basa en el atentado que se registró el martes pasado, cuando una mujer fue asesinada de un disparo en la cabeza mientras conducía su auto. A este se le suma la quema de un camping con más de 20 cabañas en la ribera sur del Lago Lanalhue, además de disparos y cortes en la ruta que se registraron durante la madrugada del miércoles por parte de encapuchados.

Los hechos de violencia se enmarcan en una nueva prórroga al estado de excepción constitucional aprobada por el Congreso, por lo que la zona en conflicto permanecerá bajo la custodia de las Fuerzas Armadas esta el 10 de enero próximo.

Por esto último, la autoridad local manifestó: “Con mucho respeto y mucha convicción, quiero pedirle que, dada la gravedad de la situación y al compromiso que ha manifestado en torno a abordar la situación que nos afecta desde sus causas (…) la complejidad de lo que se vive en el sur de la Región del Biobío, en la Región de La Araucanía y parte de la Región de Los Ríos, amerita que tengamos a la brevedad una contraparte con la que podamos comenzar a trabajar”, expresó.

La idea es avanzar en ámbitos políticos, económicos, sociales y de orden público, para lo cual “necesitamos a una persona empoderada, con quien poder entendernos para trabajar en las líneas que él ha definido”, agregó Díaz.

El gobernador criticó que desde el Ejecutivo “han tenido un abordaje parcial, pero eso es como enfrentar la fiebre de una enfermedad, no las causas y cuando eso ocurre, el problema de mantiene”, referente a las medidas tomadas para intentar frenar, o al menos controlar, los hechos de violencia en la llamada zona de conflicto mapuche. Al respecto, Díaz sostuvo que “sólo abordando el problema con el aspecto de control, simplemente no da y hay gente que sigue pagando las consecuencias”.

Al respecto, el coordinador de la Macrozona Sur, Pablo Urquízar, designado por el Gobierno, aseveró que “es importante entender que esta es una problemática de Estado, esto no es algo que afecta al gobierno de la centro derecha, sino que ha afectado al país en su conjunto desde hace bastante décadas. Por lo tanto, lo que se necesita es altura miras, máxima preocupación, máxima prioridad y que se pongan todas las capacidades para poder enfrentar el terrorismo y el narcotráfico en la macrozona sur”, precisó.

Sobre la renovación del estado de emergencia, el coordinador expresó que esto se fundamenta en “la grave alteración del orden público provocado por el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado en la macrozona sur y lo que nos propusimos como objetivo fue lograr la disminución de los hechos de violencia”, añadiendo que los hechos se han reducido en un 44%.

Prórroga del Estado de Excepción

El estado de excepción constitucional que se aplica en las provincias Bio Bío y Arauco en la región del Bio Bío, además de Cautín y Malleco en La Araucanía desde el pasado 12 de octubre, medida que entrega el control ciudadano a las Fuerzas Armadas y que debe ser solicitado al Congreso casa 15 días. Al parecer, continuará siendo aplicado hasta que Piñera deje el Gobierno.

Esto último se puede interpretar por lo dicho por el ministro del Interior Rodrigo Delgado, al aseverar que, “cada vez que estamos discutiendo una renovación hay ataques importantes en la zona. Uno podría decir que están relacionados con este debate o con otras causas que son judiciales, porque aparecen en los carteles alusivos algunos nombres que están ligados a personas que han sido detenidas, o que están enfrentando juicios por narcotráfico o por ataque violentos”.

Al respecto, agregó creer que, “lo mismo que le molesta a una persona en cualquier otra comuna, cualquier otra región de Chile, que estamos hablando del uso de armas, el robo de vehículos, de la violencia también por supuesto. Separemos las cosas de lo que ocurre en la zona, por lo tanto, vamos a seguir extendiendo todo el tiempo que sea necesario este estado excepcional justamente para dar mayor tranquilidad a las personas”.

“Será tarea del próximo gobierno que deberá enfrentar esta temática. Pero también con la tranquilidad de que hemos logrado, yo creo, separar las aguas, en cuanto a que ya la gente hace la diferencia entre una causa determinada, el cauce que pueden tener justa demanda, y el terrorismo el narcotráfico, el robo de madera, el robo de vehículo, la ocupación, el bloqueo de caminos que son cosas distintas”, dijo el jefe de gabinete.

Planteamiento del presidente electo

Una posición diametralmente contraria es la que manifestó el presidente electo durante su campaña. De hecho, a fines de noviembre, Boric rechazó la aplicación del Estado de Excepción en la macrozona sur, asegurando que “la solución no es más violencia”. Profundizó sus dichos aseverando que “no podemos seguir con las mismas recetas que han profundizado la violencia”, de forma que “creemos profundamente en la paz y nos vamos a jugar por ella”.

En la oportunidad, afirmó que la solución al conflicto es la “reorganización de las policías, perseguir a quienes delinquen y que ellos —que son una minoría— estén donde corresponde, que es tras las rejas”. Ello, además del necesario “diálogo con el pueblo mapuche”.

Boric descartó versiones oficiales que vinculan las acciones violentas con narcotráfico, afirmando que “lo que han señalado las investigaciones judiciales, más allá de alguna opinión, es que no hay narcoterrorismo, pero sí hay actividades de narcotráfico, en particular de marihuana. Y eso es absolutamente inaceptable”.

Sobre este punto, el vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, difundió un mensaje escrito donde criticó al presidente electo. Allí afirmó que “Boric y Kast son las 2 caras de la misma moneda”. El texto agrega que “con Boric y su gobierno seudo progre ni siquiera habrá reformismo, habrá conservadurismo oligarca, se mantendrá el sistema capitalista de formato colonial, se seguirá reprimiendo al pueblo mapuche movilizado y en resistencia”.Completamente destruido resultó un camping en el lago Lanalhue, tras el ingreso de un grupo de encapuchados que prendieron fuego a sus instalaciones. Completamente destruido resultó un camping en el lago Lanalhue, tras el ingreso de un grupo de encapuchados que prendieron fuego a sus instalaciones.

Nuevo ataque incendiario

Completamente destruido quedó el camping Santa Elvira, en la rivera del lago Lanalhue, en la provincia de Arauco. Allí un grupo de encapuchados armado ingresó a eso de las 5:00 de la madrugada, para prender fuego a cerca de 25 cabañas de veraneo que existían en el lugar. Tras disparar y amenazar a las personas que trabajaban en el lugar, robaron vehículos y cortaron caminos para impedir la llegada de personal policial.

Tras el hecho, el ministro Delgado afirmó que este tipo de episodios violentos justifican la extensión del Estado de Excepción en la Macrozona Sur: “Esto no hace más que ratificar lamentablemente que los argumentos que como Gobierno traemos permanentemente al Congreso, son argumentos que están apoyados en los datos”, sentenció.

Para el ministro del Interior, estos ataques “no van solo dirigidos a quienes quieren hacer daño, que son grandes forestales o empresarios, todo lo contrario, afecta a la población que depende de sus trabajos”, recalcó Delgado, lamentando: “Hace mucho tiempo no pueden disfrutar por la violencia en la zona”.

Vía: INFOBAE