El Ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos del Castillo, ratificó la denuncia contra el gobierno de Mauricio Macri, al que acusó de realizar «tráfico ilegal de armas», y habló de penas de entre 10 y 15 años de prisión para los funcionarios involucrados.

El Ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Eduardo Del Castillo realizó un conferencia de prensa este lunes 19 de julio, en la que ratificó la denuncia contra la gestión de Mauricio Macri en Argentina por el envío de armamento al país vecino en noviembre de 2019. Para el actual gobierno boliviano, este hecho significó la colaboración con el golpe de Estado que marcó la salida de Evo Morales del poder.

Durante la convocatoria a la prensa en la sede de la Academia Nacional de Policía (ANAPOL) estuvo presente el actual embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro. Allí se exhibieron las municiones encontradas por las fuerzas de seguridad bolivianas, que corresponderían al envío por parte gobierno de Macri. También se detallaron documentos y correspondencia entre la embajada argentina y las fuerzas de seguridad bolivianas emitidas durante la crisis política que atravesó Bolivia. 

Envío de armas a Bolivia

Del Castillo hizo un recorrido por los hechos, en los que consideró que hubo un plan para desestabilizar y sacar del poder al ex presidente Evo Morales

«Hay dos tipos de materiales que ingresaron a Bolivia ese día (11 de noviembre): uno legal y otro con armamento antidisturbios no autorizado. No ha seguido los procedimientos de la ley boliviana y no estaba autorizado», indicó. 

«Ese 11 de noviembre el general Jorge Terceros envió una nota de agradecimiento al ex embajador Normando Álvarez García«, repasó exhibiendo documentación.

La conferencia de prensa se realiza con el armamento en el salón, que según el gobierno boliviano fueron las enviadas por el gobierno argentino durante la presidencia de Mauricio Macri

Envío de armas a Bolivia

Tráfico ilegal de armas, la figura penal que expone el gobierno de Bolivia

«El general Terceros, de la fuerza aérea, el general Calderón y el embajador de Argentina han vulnerado leyes de Bolivia», sostuvo Del Castillo. 

Del Castillo sostuvo que funcionarios argentinos y bolivianos, en conjunto, violaron tratados internacionales durante los sucesos de noviembre de 2019 en Bolivia. “Básicamente la convención de Palermo y tratados internacionales no se han cumplido. Ha sido una represión contra el pueblo boliviano”, expresó. 

“Se denomina tráfico ilícito de armas lo que cometió el general Jury Calderón, Jorge Terceros y el ex embajador argentino en Bolivia Normando Álvarez García. Esto está penado en nuestro país con 30 años de prisión sin derecho a indulto”, alertó el ministro de gobierno del presidente Luis Arce en Bolivia. 

Luego, leyó un fragmento de la legislación penal que considera infringieron los involucrados. “El que ilícitamente importe o adquiera, traslade, trasporte, comercie, armas de fuego, municiones, será penado con una pena privativa de 10 años, situación agravada por la condición que tenían Calderón y Terceros”, destacó.

Comenzó la conferencia de prensa junto al Jefe de la Policía, Johnny Aguilera y el Ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo. pic.twitter.com/Mmu8jUcOZV— Ariel Basteiro (@Arielbasteiro) July 19, 2021

El funcionario boliviano aseguró además que la investigación actual apunta a determinar si el armamento enviado desde Argentina fue utilizado por manifestantes en los desmanes ocurridos en Sekanta y Sacaba, las que calificó como «masacre». «Del cargamento ilegal, una parte habría sido destinado a la fuerza aérea, a la policía, y podría haber sido enviado a las masacres de Sencate y Sacaba. Continuaremos con las investigaciones para saber qué sucedió con el faltante del material que ingresó a nuestro país», señaló. 

Vía: PERFIL