«Justicia, justicia, justicia», reclamaron entre aplausos los participantes de la ceremonia que se realizaba desde las 8.33 en la plataforma número 2 de la estación en donde ocurrió la tragedia.

Sobrevivientes, familiares y amigos de la tragedia de Once renovaron esta mañana el pedido de Justicia por las 51 personas, entre ellas una embarazada, que murieron y las cerca de 800 que resultaron heridas por el siniestro ferroviario ocurrido hace 10 años en la estación cabecera de la línea Sarmiento.

Hoy a 10 años de esa terrible mañana, recordemos SIEMPRE que LA CORRUPCIÓN MATA.#TragediaDeOnce #Ju5ticia #10AñosOnce
Te quiero amiga @MariaLujan_Rey ❤️ pic.twitter.com/4lyVAQu9Tq— Matias Bagnato (@MatiBagnato) February 22, 2022

«Justicia, justicia, justicia», reclamaron entre aplausos los participantes de la ceremonia que se realizaba desde las 8.33 en la plataforma número 2 de la estación donde el miércoles 22 de febrero de 2012, a esa hora, una formación estaba arribando a la plataforma número 2 detuvo su marcha y embistió contra los paragolpes de contención, provocando la tragedia.

Tras leer los nombres de cada una de las víctimas fatales, familiares y amigos remarcaron que «viven en nuestros corazones» y brindaron un aplauso en homenaje.

#TragediaDeOnce

Sobrevivientes, familiares y amigos homenajearon a las víctimas del siniestro ferroviario ocurrido hace diez años, donde murieron 52 personas y 789 resultaron heridas pic.twitter.com/78rMb78SZK— Agencia Télam (@AgenciaTelam) February 22, 2022

En 2013 se elevó la causa a juicio oral con 28 procesados por los delitos de «defraudación contra la administración pública» y «descarrilamiento culposo», y el 29 de diciembre de 2015 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N 2 dictó 21 condenas y 7 absoluciones

A 10 años de esa tragedia, los condenados en un primer juicio oral gozan ya de libertad condicional o prisión domiciliaria, en tanto la Corte Suprema de Justicia tiene pendiente de resolución un recurso de queja de la defensa del exministro de Planificación Federal Julio De Vido.

Vía: TÉLAM