Los insurgentes ya tomaron cinco urbes en los últimos tres días, el más importante avance de la ofensiva lanzada en mayo. Estados Unidos desplegó operaciones de apoyo aéreo con bombarderos B-52 en los principales puntos de conflicto.

Los talibanes continúan este domingo su ofensiva contra las capitales provinciales de Afganistán con operaciones contra las ciudades de Kunduz, Sar-e-Pol y Taloqan, en el norte del país, en medio de combates abiertos en 18 provincias durante las últimas horas.

Los enfrentamientos en Kunduz han llegado al centro de la ciudad, capital de la provincia homónima, según fuentes de Tolo News, que confirman que algunos edificios clave están ahora mismo en manos de los insurgentes. “Tras feroces combates, los muyahidines, por la gracia de Dios, capturaron hoy la capital de la provincia de Kunduz”, anunciaron los talibanes en un comunicado.

Toda la ciudad de Kunduz ha caído en manos de los talibanes y solo el aeropuerto provincial está bajo el control de las fuerzas de seguridad”, confirmó la diputada Nelofar Koofi, que representa a la provincia de Kunduz en la Cámara Baja del Parlamento nacional.

EFE/EPA/JALIL REZAYEE

EFE/EPA/JALIL REZAYEE

Una situación similar ocurre en Sar-e-Pol, capital de la provincia del mismo nombre, donde los talibán han capturado gran parte de la ciudad y ahora las fuerzas y funcionarios locales se han trasladado a una base militar a unos tres kilómetros del lugar. Los insurgentes habrían tomado ya la oficina del gobernador, el cuartel general de la Policía, así como el edificio de la Dirección Nacional de Seguridad.

Aziza Jalis, diputada por Sar-e-Pol, detalló que “los talibanes capturaron toda la ciudad” y ahora las fuerzas de seguridad y los funcionarios provinciales se encuentran “en una base del Ejército en un rincón” de la capital. Según añadió Mohamad Hussein Mujahidzada, miembro del consejo provincial, “los talibanes rodearon un batallón del ejército en las afueras de la ciudad” y “todas los demás partes de ésta están bajo control talibán.

Posteriormente, fuerzas de seguridad confirmaron a la agencia AFP que los talibanes se apoderaron de Taloqan, otra capital provincial también en el norte del país. “Nos retiramos de la ciudad esta tarde, después de que el gobierno no enviara ayuda”, dijo la fuente. Mientras tanto, un residente de la ciudad dijo: “Hemos visto a las fuerzas de seguridad y a los funcionarios abandonar la ciudad en convoyes de vehículos”.

En las últimas 48 horas los insurgentes habían conquistado dos capitales de provincia: Zaranj, capital de Nimroz, en la frontera con Iran; y Sheberghan, capital de la provincia de Jauzján.Foto de archivo: Fuerzas de Seguridad afganas en un punto de control en el distrito de Guzara en la provincia de Herat, Afganistán. REUTERS/Jalil Ahmad/

Foto de archivo: Fuerzas de Seguridad afganas en un punto de control en el distrito de Guzara en la provincia de Herat, Afganistán. REUTERS/Jalil Ahmad/

Los talibanes ya habían tomado Kunduz, de un gran valor estratégico al conectar varias provincias y hacer frontera con Tayikistán, en septiembre de 2015, consiguiendo permanecer dos días en ella, en un logro sin precedentes entonces desde la caída de su régimen con la invasión estadounidense en 2001.

El principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, celebró en un comunicado la toma de Kunduz y Sar-e-Pol, y aseguró además que tras hacerse con el control de estas dos ciudades confiscaron además con una gran cantidad de armas.

Muchos afganos viven con temor el espectro de un retorno al poder de los talibanes, que gobernaron Afganistán entre 1996 y 2001 imponiendo un severo régimen islámico, antes de ser expulsados por una coalición internacional liderada por Estados Unidos. Las tropas extranjeras han estado en Afganistán durante casi dos décadas, tras la invasión encabezada por Washington luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Esta semana, poco antes de iniciar la toma de las capitales provinciales, los talibanes habían reivindicado el asesinato del jefe de comunicación del gobierno afgano, tras haber advertido que llevarían a cabo operaciones contra altos cargos en respuesta a la intensificación de los bombardeos.

BOMBARDEOS ESTADOUNIDENSES

Desde el Ministerio de Defensa afgano se ha confirmado que esta última ciudad ha sido escenario de ataques aéreos ejecutados por bombarderos B-52 de Estados Unidos contra posiciones talibán, tal y como habían anticipado horas antes fuentes de Defensa al medio británico ‘Daily Mail’. EFE/EPA/JALIL REZAYEE
EFE/EPA/JALIL REZAYEE

Estas operaciones de apoyo serían los primeros movimientos a gran escala ordenados por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tras ordenar la fase final de la retirada de tropas norteamericanas del país, el momento aprovechado por los talibán para lanzar su gran ofensiva contra cientos de distritos y las mencionadas capitales de provincia.

Este nuevo logro de los talibanes llega tras la captura el sábado de Sheberghan, capital de la provincia noroccidental de Jawzjan, fronteriza con Turkmenistán, después de que un día antes tomaran el control de Zaranj, capital de la suroccidental Nimroz, que limita con Irán.

Las cuatro capitales provinciales son las primeras en caer en manos de los talibanes desde el comienzo de su gran ofensiva, que coincidió con el inicio el 1 de mayo de la fase final de la retirada de las tropas extranjeras de Afganistán. Se trata además del mayor logro talibán en el país en dos décadas de conflicto.

EFE/EPA/JALIL REZAYEE
EFE/EPA/JALIL REZAYEE

Los combates son cada vez más cruentos, y según el Ministerio de Defensa afgano 572 insurgentes han muerto en las últimas horas en combates contra las fuerzas de seguridad registrados en 18 provincias del país.

Enfrentamientos que, por otro lado y como cabía esperar, están causando enormes daños a la población civil. De momento, y a la espera de más datos en el resto de lugares, la Dirección de Salud Pública de Kunduz ha confirmado que 11 civiles murieron y 39 más resultaron heridos en una nueva oleada de enfrentamientos en la ciudad que comenzaron el viernes por la noche.

Vía: INFOBAE